27 septiembre 2020

Las obras de la futura Escuela Infantil de Lezkairu comenzarán el próximo mes de noviembre

La Junta de Gobierno Local aprobó ayer, martes 11 de agosto, la licitación del contrato de obras para la construcción de la futura Escuela Infantil de Lezkairu, que se ubicará en la calle Valle de Egüés, nº 2. Se prevé que los trabajos comiencen el próximo noviembre y se desarrollen durante 17 meses. El presupuesto asciende a casi 3,4 millones de euros. La escuela infantil podría abrir para el curso 2022-2023.

El centro de 0 a 3 años albergará una escuela infantil de jornada completa y de media jornada, con en torno a 114 menores, así como un espacio familiar. El diseño de la escuela se caracteriza por las diferentes estructuras con tejados a dos aguas que lo componen y por ser autosuficiente energéticamente. El edificio ocupará aproximadamente el 43% de la parcela, situada en la calle Valle de Egüés, al sur de las casas que conforman el llamado Soto de Lezkairu, y que ahora acoge un aparcamiento disuasorio gratuito. Se desarrollará básicamente en planta baja y con fácil acceso desde el exterior.

Se trata de un edificio de consumo casi nulo, con un sistema constructivo a base de paneles de madera laminada que incorporan un sistema estructural y de cierre sostenible y de altas capacidades bioclimáticas. Contará con aulas, talleres dormitorio, aseos, comedores, almacenes, vestíbulo principal, una plaza central con taller, salas de reuniones, despachos, cocina, vestuarios y patios exteriores cubiertos y al aire libre. Se ha cuidado especialmente el diseño de esos espacios exteriores, de manera que se creen zonas de exploración natural diversificadas. El proyecto del centro fue redactado en su día por AAMutilva Arquitectos Asociados.

Esta nueva escuela infantil pretende paliar la ausencia de un servicio público de este tipo en el barrio de Lezkairu y aumentar también la red de escuelas infantiles municipales que existen en la ciudad. Una vez que se publique el anuncio de licitación de la obra en el Portal de Contratación de Navarra, las empresas interesadas podrán presentar sus ofertas para la construcción de este nuevo centro educativo público.

Edificio de consumo casi nulo con volúmenes con tejados a dos aguas

El acceso se realizará a través de un espacio verde de acogida para entrar desde ahí a la escuela infantil. La entrada principal al edificio quedará protegida y enfatizada mediante una pérgola cubierta en continuidad de la plaza central del interior del edificio. El acceso para los servicios (personal, aprovisionamiento, alimentos) se llevará a cabo por otra entrada distinta en la calle Valle de Egüés. Toda la escuela se sitúa en la misma cota, sin barreras arquitectónicas, a pesar de que la parcela cuenta con un desnivel de 3 metros. Es en la zona que acoge los servicios administrativos, agrupados en un volumen diferenciado, pero integrado en el edificio construido, donde se resuelve ese desnivel mediante una rampa.

Desde la entrada principal se accede, a través de un espacio de cancela, en el que se ubicarán el guarda coches-silletas y un almacén interior para material pedagógico, a una plaza central. Esa plaza central alberga una zona de taller circular y funciona a modo de pulmón interior desde el que se accede a la mayoría de los espacios de la escuela. Esa zona central tiene su réplica en sendos espacios vestibulares a modo de plazas secundarias para organizar el acceso a los diferentes espacios docentes (aulas, espacio familiar, cocina, comedor o administración). Los espacios se configuran como elementos abiertos y transparentes con relación también hacia el patio – jardín exterior.

La plaza central se prolonga hacia el exterior configurándose el porche de salida al patio como un espacio de continuidad. Anexo al porche se plantea un pequeño espacio de almacén de material para el espacio exterior cubierto. Ese espacio exterior que rodea el edificio es una parte fundamental del diseño del edificio para vincularlo así al proyecto pedagógico de las escuelas infantiles. El exterior se ha diseñado como una sucesión de terrazas en diferentes niveles y materiales para acomodarse a las rasantes del terreno y para dar respuesta al concepto metafórico de jardín de los secretos para poner en relación las aulas y los módulos con la zona exterior. 

Puedes leer la nota de prensa en Pamplona.es

Fuente: pamplona.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: